Carrito

aceites tratamientos

Mostrando todos los resultados (5)

Aceite Corporal Antiestrías. Natural Carol

17,40 Iva incluido

Este aceite corporal hidrata y regenera. Previene la aparición de estrías en períodos como el embarazo, la adolescencia, cambios súbitos de peso y pérdida de elasticidad. Su utilización debe ser continuada para poder recuperar la firmeza de la piel. Deja la piel tersa, suave, hidratada y nutrida.

 

Aceite Piernas Cansadas. Natural Carol

20,45 Iva incluido

Este aceite corporal hidrata y regenera. Deja la piel tersa, suave, hidratada y nutrida. Presenta efecto tonificante, vasoconstrictor, analgésico, antiinflamatorio, antirreumático, y estimulante de la circulación. Por este motivo está especialmente indicado en casos de venas varicosas, dolores y cansancio muscular, mala circulación, edema, retención de líquidos, artritis y reumatismo.

Aceite Reafirmante Reductor. Natural Carol

17,40 Iva incluido

Este aceite corporal hidrata, tonifica, regenera, reafirma y ayuda a destruir los depósitos de grasa de forma sana y natural. Con aceites esenciales que moldean la silueta, reafirman y tonifican. Ideal para reducir el volumen del cuerpo gracias a las esencias que contiene que aportan al aceite un efecto drenarte a la vez que reafirmante. También ayuda a reducir el aspecto de la piel de naranja con su efecto tonificante, y ayuda a eliminar el exceso de líquido.

Aceite Tonificante Anticelulítico. Natural Carol

17,40 Iva incluido

Los aceites utilizados en esta formulación tienen efectos tonificantes, diuréticos, estimulante, circulatorio, antiinflamatorios, y drenantes.Este aceite es recomendable para aplicaciones relativas a acciones vasoprotectoras, venotónicas y anticelulíticas. Gracias a la presencia de insaponificables, de la vitamina E y el escualeno, la piel queda más nutrida y protegida.

 

Aceite Tonificante Muscular. Natural Carol

17,40 Iva incluido

Aceite ideal para aquellas personas que practican deporte con asiduidad o una práctica física repetitiva que comporte pérdida de energía, ya que recupera dicha energía y vitalidad antes de la práctica del deporte y previene el cansancio después del ejercicio físico, ayudando a una recuperación más rápida y previniendo la aparición de agujetas, torceduras, calambres, etc. Relaja los músculos tensos y equilibra el sistema muscular y nervioso. Mejora la circulación sanguínea y la movilidad de las articulaciones.